Los pavimentos flotantes están constituidos por baldosas que se apoyan sobre soportes. La cara revés o dorso está reforzada con mallazo de acero o con fibras de vidrio o polipropileno,obteniendo un producto de altas prestaciones mecánicas.

En la pavimentación flotante se deja un espacio vacío entre el dorso de la baldosa y la base de apoyo, bien porque sea preciso el paso de canalizaciones o conducciones, o bien porque se quiera una rápida evacuación de las aguas de lluvia o de las utilizadas en la limpieza del pavimento.


Pavimentos flotantes para sus terrazas


  • PROTEGE de la humedad y las altas temperaturas
  • TRANSFORMA una simple cobertura en un área con multitud de utilidades
  • CREA una capa aislante-térmico-acústica para la insonorizaciñon de locales
  • OFRECE una solucion moderna a un gran problema